Tech TV

9 consejos para comprar televisor en 2015

Las pantallas de televisión llevan meses en pleno salto de resolución, a por las 4K. Pero siempre hay un momento para lanzarse y quizá quieras comprar televisor en 2015, vamos, ya mismo. Por eso hemos recopilado una serie de consejos con los que tu elección será más acertada y pasará tiempo sin que quieras cambiar. Porque, de eso se trata, ¿verdad?

¿Dudas a la hora de comprar un televisor? Nosotros te ayudamos.

¿Dudas a la hora de comprar un televisor? Nosotros te ayudamos.

 

Primero, dejamos de lado preferencias por marcas, los consejos de los vendedores o los anuncios. También pasaremos de las gangas que veíamos en algunas épocas del año, sobre todo antes de verano. Esas que ahora llegan cada semana o, al menos, eso nos intentan colar. En el fondo, lo barato suele ser lo que queda en el almacén. Por lo que conviene tener claros los conceptos más importantes antes de comprar televisor. ¿Acaso no te fías de tu instinto y de todo eso que aprendes en Internet? Tómatelo con humor, para empezar.

Comprar televisor último modelo

Sabemos que, si vamos a lo más nuevo, con el catálogo actualizado, nos quitaremos bastantes dudas de la cabeza. Es algo similar a lo que sucede con los ordenadores, que si adquieres lo último, sabes que las cosas funcionarán bien. Siempre y cuando gastes lo suficiente. Así, en el caso de los televisores, conseguir las novedades de 2015 suele ser una garantía, tanto de calidad con las marcas más famosas, como de acabar con el bolsillo vacío. A partir de esta premisa, podemos empezar a mirar otros aspectos que nos lleven a conformarnos con lo que se ajusta mejor a nuestras necesidades.

Comparar características entre modelos o fabricantes

Nos tenemos que olvidar de si un fabricante ofrece 1.200Hz de velocidad de refresco y otro se queda en 400Hz. Estas cifras se refieren a las veces que se encienden y apagan los puntos de la pantalla, pero no son comparables entre modelos, incluso, de la misma marca. Y lo mismo sucede con los nombres tan variopintos que acaban por definir lo mismo. Nuestro ojo es el mejor juez a la hora de decidir, porque los catálogos son solo eso, escaparates diseñados para vender.

La tecnología OLED es nuestra favorita para comprar televisor en 2015.

La tecnología OLED es nuestra favorita para comprar televisor en 2015.

Por otro lado, lo que sí defendemos de momento es la tecnología OLED. Esta se ha puesto por delante a la hora de convencernos. Los esfuerzos de los fabricantes no paran de mejorarla y abundan los modelos que la utilizan. Eso sí, el precio sobre los productos con LED LCD suele ser una barrera. Aunque, al menos, ya no tenemos que preocuparnos por una tercera opción, el plasma, por eso de que prácticamente ha desaparecido.

En cuanto al último grito, ya leemos términos como SUHD, Quantum Dots, HDR… son la novedad y el futuro inmediato. Algunos se refieren al número de puntos de luz que forman cada color en la pantalla, otros a la forma en que se ordenan estos o a la capacidad para mostrar zonas muy oscuras y claras al mismo tiempo. En resumen, nuestro ojo suele dar un respiro al bolsillo, que quizá no necesite la novedad tanto como los fabricantes de televisores.

Conectividad a la hora de comprar televisor

La lucha por conseguir los modelos más delgados ha hecho que, en ocasiones, nos encontremos con un accesorio al que conectar el reproductor de vídeo, las consolas, el equipo de sonido y todo lo que necesitemos. En otros casos, lo que vemos es la expresión mínima en cuanto a conexiones. Por eso debemos tener en cuenta el número de puertos HDMI, donde enchufar los aparatos que tengamos por casa, sin necesidad de adaptadores extra.

Recordemos, una vez más, que un cable HDMI caro, como mucho, garantiza que no se romperá con un uso agresivo. Es decir, que las conexiones bien soldadas, con protección contra tirones y otras medidas nos darán cierta seguridad. Pero no por gastar cientos de euros en un cable HDMI vamos a conseguir una imagen mejor. Esto es tecnología digital y no hay interferencias, como con los cables analógicos. Se ve, sin cortes, o no vemos nada.

Las conexiones HDMI nos pueden preparar para un futuro abierto a nuevas posibilidades.

Las conexiones HDMI nos pueden preparar para un futuro abierto a nuevas posibilidades.

El número de conexiones HDMI, los puertos para tarjetas de memoria, los USB y todo lo que venga de serie es bienvenido. Pero también la última versión de cada uno. Por ejemplo, para pantallas con resolución 4K, es prácticamente indispensable que incorporen puertos HDMI 2.0, con HDCP 2.2, vamos, en sus últimas versiones. De esta forma estarán listos para admitir señales a su resolución nativa, cuando sea que lleguen.

Otras opciones, como un puerto Ethernet y WiFi abren el televisor al mundo exterior. No solo a aplicaciones de todo tipo y contenidos, sino a lo que tengamos almacenado en el PC, la consola, el móvil… vamos, que tener un televisor con WiFi es algo muy aconsejable.

Tamaño del televisor

Los proyectores nos dan esas pulgadas extra que cualquier aficionado al cine desea. Pero, por debajo tenemos una amplia gama de tamaños. Al comprar televisor en 2015 nos enfrentamos a una duda que se resuelve rápido. ¿Cuál debemos adquirir? La respuesta es el más grande que quepa en el hueco de la tele. Y si hace falta, cambiamos el mobiliario. Porque hay más gente que se arrepiente por tenerlo pequeño, el televisor, de la que lo hace por lo contrario. Es una realidad científicamente probada en nuestro entorno cercano.

Resolución 5K, 105 pulgadas... y unos 100.000€ es lo que cuesta el Samsung UE105S9WAL.

Resolución 5K, 105 pulgadas… y unos 100.000€ es lo que cuesta el Samsung UE105S9WAL.

Las resoluciones van de la mano del tamaño en algunos casos, sobre todo este año. Pero nos limitaremos a dos. 4K significa más dinero que 1080p, pero también mejor calidad. Pues los fabricantes aplican sus últimos avances a los modelos de más resolución. Es decir, vemos cómo se olvidan de las pantallas 1080p a la hora de incluir los procesadores más rápidos, los colores más impactantes o cualquier nombre atractivo para decir que es mejor. Eso sí, para jugar a una consola como PS4, Xbox One o anterior, nos dará mucho igual si la pantalla es 4K. Estas no hacen milagros, de momento.

Calidad de imagen

La prueba empírica, en una tienda, suele ser lo que convence a la mayoría. Sobre todo, cuando nos dan la oportunidad de llevar nuestra consola o película preferida y ponerla delante de todo el mundo. El sonido es lo de menos, porque para eso hay soluciones que son independientes de la pantalla. Así que una buena idea es acercarse al vendedor y preguntarle si nos permite ver una demostración. Eso sí, antes deberíamos haber limitado los sujetos de prueba. Pasarse días de tests, con decenas de televisores, puede acabar con la paciencia de cualquiera. Incluso del vendedor más amable y dispuesto.

Nos tenemos que fijar en los colores negros, no solo en los oscuros, y que den un aspecto alejado del gris. Al mismo tiempo, los tonos claros han de ser brillantes. Con lo que conviene llevar una película que abuse un poco de oscuridad, contraste y escenas vivas. Así no tendremos que cambiar de Blu-Ray en medio de la demostración y todo será más sencillo.

En una sala de demostraciones, lo normal es mirar la pantalla de frente. Pero en casa, suele haber más de una persona y, para evitar quejas o peleas por el mejor sitio, lo suyo es que el televisor ofrezca buenos ángulos de visión. No te limites a mirar de cerca, muévete a los lados, arriba y abajo, para convencerte de que la pantalla responde bien.

Cuanto nos hagan la demostración conviene que el mando pase pronto a nuestras manos. Así sabremos si el manejo es cómodo. Porque, sí, la mayoría del tiempo nos limitaremos a pulsar encendido y apagado o cambio de canal. Pero, ¿qué hay del resto de opciones? ¿Tiene tu televisor un menú claro y accesible? A veces, la dificultad para navegar por los menús o acceder a la configuración hace que saquemos muy poco partido a un aparato tan complejo. Aunque siempre nos quede la opción de pedir un favor al vecino, experto, o al niño que “controla de esto”.

Todas son Smart TV

El término de Smart TV se ha extendido y pronto dejará de verse. Su destino es el mismo que el del mando a distancia. Será algo totalmente habitual en los televisores y no nos preocupará. Pero sí debemos mirar qué opciones ofrece nuestra elección. Si vamos a usar los canales de televisión de pago, los servicios a la carta o si todo se mueve con soltura. Esperar varios segundos para cambiar de canal no es nada comparado con hacerlo un minuto para salir de una aplicación.

Aunque no lo busques, comprar televisor en 2015 significa comprar un Smart TV.

Aunque no lo busques, comprar televisor en 2015 significa comprar un Smart TV.

Smart TV significa que haremos algo más que ver televisión, vídeos o jugar con la consola. El televisor puede hacer todas las funciones de los aparatos que enchufamos habitualmente. Pero el nivel de calidad y las opciones para actualizarse nos darán una pista sobre cuál no elegir. Una vez más, no salgas de la tienda sin probarlo todo.

Pantallas curvas y 3D

Aunque, en principio, parecía que las pantallas curvas iban a ser un reclamo publicitario, hay algo más. Se trata de eso, de una llamada de atención, sí. Pero también ofrecen algo único, sobre todo, a la hora de ver películas. Eso sí, siempre que estemos de frente y el tamaño de la pantalla sea suficiente. Recuerda que, generalmente, el televisor se usa para ver noticias, jugar más de una persona al mismo tiempo o disfrutar del cine en familia. Con lo que deberías pensar si tienes el espacio adecuado para una pantalla curva. En caso afirmativo, el efecto de inmersión es espectacular.

Lo de comprar televisor con capacidad 3D y gafas ha pasado un poco de moda.

Lo de comprar televisor con capacidad 3D y gafas ha pasado un poco de moda.

En una línea similar a los televisores curvos tenemos las opciones 3D. Su boom está en pausa. Tras varios años en los que era uno de los reclamos más importantes para que cambiáramos de televisor. Ahora, hasta consolas como PlayStation 4 lo han dejado de lado, cuando con PS3 fue uno de sus puntos destacados para vender consolas. Incluso Xbox se ha bajado de un carro en el que dio la opción, pero sin llamar la atención. Los esfuerzos parecen centrados en la Realidad Virtual y Aumentada, así que no vamos a detenernos mucho en las 3D. Solo para decir que suele estar ahí, aunque no se le preste atención y que, si tienes películas o juegos 3D, seguramente los veas mejor que nunca con un modelo nuevo. Frente al que probaras hace unos años, cuando Avatar puso de moda “ver la tele” con gafas.

Configurar el televisor

La puesta a punto juega un papel muy importante tras la compra. Ya no se trata solo de sintonizar los colores y activar el control parental. Ahora hay que afinar con los colores, los estilos de visualización, las conexiones, la red local… Para esto hay quien se ofrece a hacerlo todo por nosotros. Pero, como siempre con la tecnología, lo suyo es empaparse. Al menos, que lo haga uno de los que estarán en casa junto al televisor. Los manuales se complementan muy bien con los foros y webs especializadas, como AVForums. Pero se trata de un proceso intenso que no hay que dejar de lado. Cada día que pasa, nuestro televisor pierde su magia y lo suyo es aprovecharla desde el primer día.

¿He de comprar televisor en 2015?

Si lo necesitas ahora, no hay más que decir. Debes comprar un televisor en 2015. Aunque lo veamos como un año de transición hacia mayores resoluciones. Pero, como sucede con la informática, lo ideal es esperar a que la necesidad sea real. Eso o que encontremos la tecnología sin la que no podamos vivir. El bolsillo, en este caso, suele ser nuestra última frontera. Pero también vemos que hay de todo, solo es cuestión de conformarnos. Porque, para dimensiones reducidas, las mejoras introducidas con las 4K no son apreciables. Los 1080p de resolución van a quedarse por un tiempo. Así que, en muchos casos, acabamos por comprar el televisor que mejor se adapta a nuestra decoración. ¿Nunca te ha pasado?

Previous post

7 aplicaciones que no deben faltar en Chromecast

Next post

Lleva un ordenador completo en un pincho HDMI

  • Maria

    Yo hace poco he cambiado de televisor, como bien dice el post, si lo necesitas para que esperar. Si no lo compras pensando en que van a aparecer sistemas más avanzados, entonces nunca comprarás ni un TV, ni un smartphone, ni un portátil, etc. La tecnología no para de evolucionar, está constantemente trabajando en mejoras, y además, cada vez salen sistemas nuevos en menos tiempo.

    Si vais a realizar la compra de un TV, os recomiendo que echéis un vistazo en esta web http://savemoney.es/ es un comparador de Amazon, yo lo compré ahí, y está genial porque te permite ver el precio de la tele en las distintas tiendas de Amazon, y así comprar en el país que más te interese. La mía, por ejemplo, es de Amazon Alemania, me ahorre una pasta gracias a este comparador.

    Ah, otra cosilla, el post me ha parecido muy bueno, y muy útil, enhorabuena!!!

    • Redacción Vertele

      Buenos consejos, Maria, muchas gracias…

  • Román

    Buenas,
    Llevo tiempo queriendo comprar un televisor de unas 42″ y cuanto más busco (por internet) más dudas me surgen.
    Supongo
    que, como para todo el mundo, lo primero en lo que me fijo es en la
    calidad de imagen, más que en funcionalidades menos necesarias a mi
    parecer como el 3D o incluso el que sea smart TV o no.
    Por eso he pensado en una 4K o UHD. A día de hoy, ¿merece la pena invertir en eso o con Full HD debería de tener bastante?
    Como ya he dicho, no me importa tanto que sea Smart TV pero, ¿debería importarme?
    Tengo
    un presupuesto de unos 600€ pero me gustaría gastarme algo menos.
    Imagino que por estas fechas sería recomendable comprarla en Black
    Friday, aunque dudo de los descuentazos.
    Te agradecería mucho que por favor me sugieras algunos modelos.
    Gracias!

    • Tomawaka

      Más que modelos yo te recomendaría ir por ti mismo y comprobar las televisiones. Esto es como todo, para gustos los colores. Hay gente que te va a decir que se ven mejor las LG, otros las Samsung… El 4K es útil si tienes una pantalla muy grande, pero en una de 42″ pulgadas yo creo que no te sería necesario. Además, la televisión no emite casi contenido 4K y no creo, personalmente, que vayamos a verlo muy integrado en los próximo 10 años, cuando ya hayan sacado otro formato. De momento hay muchas cadenas que ni siquiera llegan a los 1080p.

      Si eres un cinéfilo que le gusta disfrutar del buen cine, entonces la cosa cambia. Comprar una televisión con la última tecnología ahora te puede suponer tener el cacharro durante más tiempo, no sé si me explico…

      Lo del Smart TV no es necesario, pues con elementos externos puedes convertir tu televisión normal en una Smart TV.

  • Marta Alicante