Tech TV

Lowe actualiza la serie Bild 7 con Dolby Vision y HLG

Loewe sigue trabajando para llevar al máximo su serie Bild 7 de televisores. No es un secreto que los paneles del fabricante son exquisitos. Su diseño minimalista y su fantástico sistema de sonido integrado los enmarca dentro de lo más exclusivo de la gama alta. Sin embargo, la última familia todavía no tenía soporte HDR, y es algo que Loewe está solucionando con una actualización.

Los primeros usuarios están comenzado a recibir el nuevo firmware con el que se añade compatibilidad con Dolby Vision y HDR HLG. Loewe añade lo último en calidad de imagen y de paso prepara su gama de televisores para la señal HLG. La tecnología HLG está preparada para emitir en la TDT a 4K HDR. La propia señal transporta una doble señal, la convencional FullHD y la UltraHD. El televisor será quien muestre una u otra dependiendo de su compatibilidad. A pesar de ser una gran herramienta, la actual TDT se encuentra lejos de ofrecerla.

La actualización también mejora una serie de problemas encontrados en el DVB-T2 y de paso deja al usuario renombrarlas entras de vídeo del televisor, por lo que los típicos HDMI1, HDMI2, podrán ser denominados de una manera más concreta.

Hace pocas semanas, Loewe aprovechaba también para actualizar su app para móviles. Los propietarios de uno de sus televisores podrán controlarlo a través del smartphone. La aplicación hará de mando a distancia, pero también servirá para configurar el televisor e incluso se podrá ver en el móvil la emisión de cualquier canal a través de la tecnología en streaming. O lo que es lo mismo: los Loewe Bild 7 envían a los móviles la señal que reciben.

Loewe serie Bild 7, televisores de lujo

Las características de los Loewe Bild 7, con esta nueva actualización, son sin duda las más altas disponibles. Todo ello tiene un gran impacto en el precio, puesto que se trata de unos modelos denominados así mismos de lujo. La versión de 55 pulgadas tiene un precio aproximado de 5.000 euros. El Bild 7 de 65 pulgadas sobrepasa la mareante cifra de 7.000 euros. Quien pueda permitirse ese gasto, disfrutará sin duda de un magnífico televisor.

Previous post

Xbox Scorpio desvelará muy pronto sus secretos

Next post

Samsung y Rakuten Wuaki buscan las cosquillas a Netflix