Cine y TV

Netflix prepara algo gordísimo con la compra de Millarworld

Netflix acaba de derrocar a la banca. El servicio de vídeo bajo demanda ha anunciado la compra de Millarworld. Es la primera adquisición de una empresa externa y no ha querido que esta operación pasara inadvertida.

¿Que qué es Millarworld? Los aficionados a los cómics seguro que lo sabéis, pero los que no, Millarworld es la editorial de de Mark Millar, uno de los autores más aclamados de los últimos años. De su imaginación han salido personajes como Kick-Ass o Kingsman: Agente secreto. Y por si eso no fuera suficiente, también nos ha regalado obras maestras como Superman: Hijo Rojo o Civil War.

Millar creó su propia empresa en 2004 para intentar salir de una vez por todas de las editoriales históricas. Se encontraba cansado de seguir las exigencias de una línea editorial agotadora y decidió dar un paso atrás para comenzar de cero con su editorial.

“Ha creado el universo del cómic del futuro, lleno de personajes increíbles que viven situaciones con las que el público de todo el planeta se identifica”, explica Ted Sarandos, director de contenidos de Netflix. “Nos entusiasma crear productos originales de Netflix a partir de las franquicias existentes, así como las nuevas historias de superhéroes, antihéroes, fantasía, ciencia ficción y terror que desarrollarán Mark y su equipo”.

Netflix y Millarworld frente a Marvel y DC

Si Netflix ha creado con los personajes de Marvel auténticas joyas de la televisión, no podemos esperar a lo que nos deparará el futuro con los personajes de Millar. En el cine ya hemos probado el sabor de adaptaciones de sus obras. Kick-Ass y Kingsman, por ejemplo, o Wanted.

No han trascendido los detalles económicos de la operación. No obstante, el cambio de rumbo de Netflix es claro. Ya no solo se trata de crear contenido original, sino que ahora se han lanzado de una manera agresiva a la compra de derechos, más bien a la adquisición de toda una editorial. ¿Querrá luchar Netflix con DC y Marvel con sus propias armas? Los más beneficiados de toda esta operación somos nosotros, los espectadores. Pronto podremos ver nuevas y emocionantes historias en nuestros salones.

Previous post

Samsung engorda sus QLED hasta las increíbles 88 pulgadas

Next post

4K en el Apple TV: ¿más vale tarde que nunca?